loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

El aclamado director y escritor de cine guatemalteco Jayro Bustamante quien es a su vez el fundador de La Casa de Producción, le está dando vuelta al mundo con su ya reconocida película LA LLORONA. Con centenares de nominaciones a diferentes premios, Jayro está muy agradecido por el apoyo del público y a las más de dos mil personas que están detrás de esta aclamada cinta cinematográfica.
Alma es una de las víctimas del conflicto armado guatemalteco. Sus hijos son ahogados frente a ella en un ataque a su pueblo. “Si llorás, te mato”, le amenaza un militar. Es asesinada al no poder contener el llanto mientras la sujetan para que no intente salvarlos. Treinta años después, los juicios de crímenes de la humanidad durante la guerra en Guatemala están teniendo lugar. Enrique, el ahora ex militar, es enjuiciado por genocidio. Pronto es liberado, por supuestos errores en el juicio. Entonces, el alma errante de la Llorona se mezcla entre el mundo de los vivos. Por las noches Enrique, quien ya es mayor y está enfermo, comienza a escuchar su llanto. Su esposa e hija piensan que son indicios de Alzhéimer causados por estrés del juicio. Ignoran que Alma, la nueva empleada de servicio, ha llegado dispuesta a hacer justicia por sus propios medios.
LA LLORONA fue nominada al los GONDEN GLOBES 2021, como Mejor Película en Lengua Extranjera y aunque en esta ocasión la casa productora no se llevó la anhelada estatuilla todo el equipo agradeció el apoyo brindado a esta cinta. Gustavo Matheu uno de los productos agregó “Es un honor estar nominados, este es un inicio de una industria de calidad en Guatemala y Centroamérica” dedicando el logro a los que siguen en la luchan por la justicia y esperando que las instituciones centroamericanas sigan apoyando el arte de la cinematografía. Considerando que la película LA LLORONA tuvo que reconsiderar y adaptarse a la pandemia global del COVID-19, es crucial recalcar que dicha película guatemalteca a captado la atención de multitud de cineastas y críticos de cine, llevándose varios reconocimientos. En el 2019, 2020 y 2021 fueron ganadores en varias competencias de cine internacional en varios festivales en los cuales figuran:
2019-BERGEN INTERNACIONAL FILM FESTIVAL. 2019-HAVANA FILM FESTIVAL. 2019-KOLKATA INTERNACIONAL FILM FESTIVAL. 2019-VENICE FILM FESTIVAL. 2020-BOSTON SOCIETY OF FILM CRITICS AWARDS. 2020- MIAMI FILM FESTIVAL. 2021-NATIONAL BOARD OF REVIEW, USA. 2021-SATELLITE AWARDS. 2021-SAN FRANCISCO BAY AREA FILM CRITICS CIRCLE.
La actriz guatemalteca Maria Mercedez quien interpreta el personaje de Alma en LA LLORONA, agradeció muy emocionada por el apoyo brindado de parte de los medios de comunicación recalcando que esta película pertenece a todos sus compatriotas.
LA LLORONA sigue su imparable trayectoria y a espera de las siguientes premiaciones: 06 de marzo Premios Goya 07 de marzo Critics Choice Awards 15 de marzo anuncio de los nominados al Oscar.
No te olvides de seguir apoyando el cine latino!!!
Síguelos en las redes sociales
Clickmagazinenyc 03/04/2021 📸 Paola Matheu
loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING

loading-indicator

LOADING